Entra en vigor la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo

Comparte esta nota:
La imagen, en el pueblo de San Nicolás Totolapan, paraje Chichicaspatl, alcaldía Magdalena Contreras. Foto Cristina Rodríguez (La Jornada)

Este día entra en vigor la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, publicada en el Diario Oficial de la Federación apenas ayer, 13 de abril de 2020. Impulsada por las senadoras de la República Ana Lilia Rivera y Jesusa Rodríguez 

Es una legislación de vanguardia en materia de derechos humanos que busca proteger uno de los pilares fundamentales de nuestra gastronomía, cultura, economía e identidad milenaria.

En este sentido, la ley tiene tres objetivos esenciales:

1. Reconocer al maíz nativo como patrimonio cultural nacional, declarando a las actividades relacionadas con su producción, comercialización y consumo, como un elemento del derecho humano a la cultura, reconocido en el penúltimo párrafo del artículo 4 de nuestra Constitución.

2. Reconocer al maíz nativo como patrimonio alimentario nacional, declarando que su protección en todo lo relativo a su producción, comercialización y consumo, es una obligación del Estado para garantizar el derecho humano a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, establecido en el tercer párrafo del artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y,

3. Establecer los mecanismos institucionales que faciliten el cumplimiento de los dos objetivos mencionados.

Esta ley es el resultado de un arduo trabajo parlamentario en ambas cámaras del Congreso de la Unión donde siempre estuvo presente el impulso de miles de ciudadanas y ciudadanos, más de 300 organizaciones civiles y una campaña que reunió a científicos, artistas, campesinos y empresarios, entre otras personas comprometidas con la defensa del maíz.

Por lo anterior, hoy es un día memorable para la historia de la lucha por la soberanía alimentaria, ya que esta ley es la primera a nivel federal que se dedica exclusivamente al reconocimiento y la salvaguarda de esta planta portentosa que, desde la cosmogonía del México profundo, nos hace ser las personas de maíz.

¡Que viva México y que viva el maíz!

Comparte esta nota:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *